Piñera debe negociar con la oposición – Alonso Escobar – Opinión

 

Es falso que los países con Estados del Bienestar, invariablemente castiguen el emprendimiento y a las personas jurídicas, con altos impuestos a la renta; tal percepción errada de la realidad nos crea mitos bien nefastos que alteran el sano debate con datos fidedignos.

Además es errado el cliché de que los impuestos corrigen la desigualdad social del ingreso, atendiendo a que a lo menos parte de la recaudación se desviará en gastos para financiar el aparato estatal, desincentivándose a su vez la actividad económica.

Unos de los pocos mecanismos que efectivamente combaten la inequidad del ingreso, son la repartición equitativa de la rentabilidad del capital entre los trabajadores, sueldos justos que no alteran los equilibrios micro y macroeconómicos (Fundación Sol) y acceso al financiamiento por parte de los emprendedores, en especial al capital de riesgo en materias de innovación y desarrollo.

Continuamente se utiliza a Suecia, como ejemplo escandinavo del Estado del Bienestar, y curiosamente, ciertas personas penosamente desinformadas, lo citan como ejemplo de pago “solidario” de impuestos que se traspasan hacia los sectores más desfavorecidos de la sociedad; pero tal dato, es absolutamente erróneo, ya que las personas jurídicas con residencia sueca, solo pagan un impuesto a la renta del 22% (antes era del 26,3%); mucho más bajo del 27% que se pagará en Chile desde 2019, siendo totalmente incomparables los nivel de madurez económica e ingresos percápita.

¿Cómo se llegó a esta absurda situación, que explica en gran medida la paralización económica que vivimos con La Nueva Mayoría? ¿Por qué vamos en contra de la corriente impositiva, postulada incluso por líderes genéticamente de izquierda como Emmanuel Macron en Francia y Justin Trudeau en Canadá?; sin duda que es una situación que debemos corregir a la brevedad; sin olvidar que el 80% del empleo que se creó, fue solo en la burocracia gubernamental, que no se relaciona mayoritariamente con el incremento del PIB.

Lamentablemente don Sebastián Piñera no cuenta con la mayoría parlamentaria necesaria para retrotraer la desastrosa reforma tributaria actual, que terminó recaudando menos dinero que el esperado en razón del freno económico, y que para peor, la mitad se terminó destinando a financiar la burocracia estatal (se suponía que era para la gratuidad universitaria) y parte en carreras innecesaria de futuros cesantes ilustrados o conductores de Uber.

Sin duda que hay que ceder, y una buena moneda de cambio sería legislar en temas valóricos, como es 1.- el matrimonio igualitario, 2.- ley de identidad de género, 3.- Derechos Reproductivos de la Mujeres, como es la interrupción del embarazo, solo hasta los 3 meses de gestación, cuando aún no se ha formado el Sistema Nervios Central, y por tanto no hay actividad cerebral humana (absolutamente ratificado por la ciencia).

Son tres temas valóricos emblemáticos de los sectores progresistas chilenos, y que eventualmente se opondrían a una contrarreforma impositiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s