Claudio Grossman, agente chileno en La Haya: “La Corte ya determinó que este no es un caso para reclamar un pedazo del territorio chileno”

Claudio Grossman, el agente de Chile ante La Haya, no se sorprendió demasiado cuando la Corte Internacional de Justicia anunció que la fase de los alegatos orales se realizará entre el 19 y el 28 de marzo.

En sus palabras no se lee ninguna señal de sobresalto ni inquietud. Se muestra confiado en la posición de Chile frente a la demanda boliviana que pretende negociar un acceso soberano al mar.

claudiogrossman

Grossman, decano emérito de la American University, de Washington, es experto en derecho internacional. Se formó como abogado en la Universidad de Chile y más tarde vivió en Holanda, donde obtuvo un doctorado en Ciencias del Derecho de la Universidad de Ámsterdam. Desde esos años está familiarizado con el trabajo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En su trayectoria destaca su participación como miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la que presidió en dos ocasiones (1996 y 2001). También ha sido presidente del Comité contra la Tortura en la Organización de Naciones Unidas y destacado como una de las figuras más influyentes en materia jurídica en Estados Unidos.

Hoy, en París se reunirá con el equipo de juristas internacionales para afinar la preparación de los alegatos orales y aclara que el Presidente electo, Sebastián Piñera, tendrá toda la potestad de hacer los cambios que estime convenientes en la estrategia y el equipo jurídico cuando asuma.

-¿Cómo describiría la posición de Chile en términos globales? ¿Cree que la Corte podría exigir a Chile negociar con Bolivia un acceso al mar?

-Nuestra posición es que no existe una obligación de negociar la entrega de territorio nacional a Bolivia. La Corte ya determinó que este no es un caso para reclamar un pedazo del territorio chileno. Esa puede haber sido la pretensión de Bolivia, pero como resultado de la objeción preliminar interpuesta por Chile, esa pretensión boliviana no es parte de este caso.

-¿No habría, entonces, obligación de negociar territorio?

-Nuestra posición sólidamente fundamentada es también que no estamos en presencia de una obligación de resultado que implique una cesión territorial a hacerse efectiva a través de negociaciones.

-¿Por qué?

-Una negociación implica la consideración de intereses comunes para ambas partes y la existencia de un espacio legítimo resguardado por el derecho internacional de respeto a la soberanía. En tercer lugar, como se determinó en el fallo de la objeción preliminar, tampoco le corresponde a la Corte pronunciarse sobre el resultado de una negociación entre Chile y Bolivia.

Alegatos del 19 al 28 de marzo

-¿Cómo se ha preparado Chile para enfrentar los alegatos orales que se realizarán del 19 al 28 de marzo?

-Con el mayor rigor profesional y amplias consultas a todos los sectores. Nos hemos abocado a un esfuerzo sostenido por un largo tiempo. Cuando asumí como agente, en diciembre del 2016, una primera etapa de trabajo comprendió el periodo previo a la presentación de la réplica de Bolivia realizada el 21 de marzo de 2017. La segunda correspondió al tiempo que media entre dicho acto y la presentación de la dúplica de Chile, el 15 de septiembre de 2017. La tercera etapa, posterior a la dúplica, consiste, esencialmente, en la preparación de la fase oral del litigio.

-¿Y cuál es el objetivo en esa etapa?

-El objetivo central del equipo que representa a Chile ha sido efectuar una defensa integral que comprendiera todos los argumentos y temas relevantes para el caso. Para ello se ofreció oportunamente a las autoridades políticas del país una evaluación profesional, jurídica y política para la defensa de las posiciones de nuestro país. En este esfuerzo ha trabajado un equipo jurídico internacional de la más alta y probada calidad, un grupo nacional ampliamente representativo de la mayor experiencia jurídica, histórica y diplomática. A ello se agregan las informaciones a las comisiones de Relaciones Exteriores de ambas cámaras, las consultas periódicas organizadas por el canciller con los ex Presidentes de la Republica, los ex ministros de Relaciones Exteriores y a un amplio equipo asesor.

-¿Qué le parece la fecha, a pocos días de que un nuevo gobierno en Chile asuma?

-La Corte Internacional de Justicia tiene plena competencia para determinar su agenda. En el ejercicio de esa prerrogativa, la Corte da preferencia a casos de carácter urgente, como, por ejemplo, cuando se trata de pena de muerte (caso India-Pakistán), o medidas provisionales que se adoptan para evitar daños irreparables (ejemplo, caso Guinea Ecuatorial-Francia). En la situación actual, la Corte determinó que era necesaria una nueva ronda de presentaciones por escrito de India-Pakistán, con lo que se abrió un espacio adicional en su intensa agenda de trabajo para argumentaciones orales en marzo próximo. Esta agenda, además, incluye una petición de opinión consultiva formulada por la Asamblea General de Naciones Unidas, en que la Corte dio una prórroga para recibir escritos de parte de los Estados, y la necesidad de resolver otra serie de casos pendientes.

-¿Y cuál sería la situación de Chile en esta coyuntura?

-El caso nuestro era el único en que ya se había finalizado la fase escrita. En nuestra opinión, esa fue la razón por la cual la Corte Internacional de Justicia fijó la audiencia para alegatos orales del caso Chile-Bolivia para marzo próximo. En el marco de una política de Estado y de unidad nacional, como ha existido en este caso, Chile está plenamente preparado.

-¿Cómo definiría la estrategia que seguirá Chile en lo que resta del juicio?

-El objetivo principal consiste en la finalización de los preparativos para enfrentar la fase oral del litigio. Esto, por su propia naturaleza, exige un enfoque estratégico particular orientado al examen continuo de los argumentos ya presentados por ambas partes, en búsqueda de aquellos puntos que puedan adquirir relevancia en la discusión oral.

Con este horizonte estratégico, conformamos inmediatamente después de la presentación de la dúplica nuevos grupos de trabajo para analizar detalladamente todos los argumentos de las partes, el sustento documental que los apoyan, y los tópicos que puedan ser materia de atención durante los próximos alegatos.

Presencia internacional

Claudio Grossman afirma que Chile, a la par de la estrategia jurídica, ha mantenido informados a otros países sobre su posición.

“En este tiempo hemos buscado mantener la presencia internacional del país en foros relevantes para nuestro caso, incluyendo organismos universales y regionales. Para darle continuidad a este trabajo, por cierto que es fundamental el nuevo Gobierno que asumirá el 11 de marzo”, dice.

-¿Cómo definiría un buen resultado para Chile en este caso?

-La integridad territorial y la soberanía de Chile no están en juego, como tampoco la intangibilidad del Tratado de 1904. Es esencial que se reafirme por la CIJ que los países, incluyendo países vecinos que siempre van a estar en la necesidad de diálogos y conversaciones para satisfacer sus intereses comunes, no estén confrontados al dilema binario de no conversar, o si conversan, corran el riesgo de generar obligaciones jurídicas de cualquier naturaleza.

Reunión en París

-El canciller dijo que se tenía planificada una reunión en París para enero. ¿Qué temas se tratarán en dicha reunión?

-La reunión de París, que tiene lugar el 21 (hoy) y 22 de enero, fue planificada con muchos meses de antelación con el objetivo de preparar los alegatos orales, antes de saber que estos tendrían lugar en marzo próximo. Inmediatamente al término de la reunión, el martes 23, volveremos a Chile para informar a las autoridades nacionales.

En nuestra planificación consideramos necesario reunirnos en enero, para la continuación de nuestro objetivo de estar plenamente preparados para cualquier fecha que determinara la Corte para la realización de dichos alegatos. La tarea de coordinar agendas de abogados internacionales es un tema complejo, por sus compromisos profesionales, y requiere detallada planificación.

-¿Qué detalles analizarán en París?

-El propósito de esta reunión en París es la presentación escrita y oral por parte de los eventuales oradores en los alegatos, el análisis y crítica por parte de los participantes, el establecimiento del orden de las intervenciones, la identificación de distintos escenarios hipotéticos y anticipación del contenido de la presentación de Bolivia, entre otros. A esta reunión seguirá un segundo ejercicio, que tendrá lugar en febrero, desarrollando los temas relevantes con el propósito de refinar y finalizar las presentaciones orales de Chile.

-¿Podría afectar el cambio de autoridades políticas en Chile la continuidad del caso?

-Entre reuniones, hemos desarrollado mecanismos para un intercambio continuo de información relevante para nuestro caso, lo que será muy importante, dado el cambio de autoridades que tiene lugar en Chile. Por último, el equipo de trabajo se reunirá nuevamente en La Haya, previo al inicio de los alegatos. El equipo estará plenamente preparado para enfrentar la fase de los alegatos orales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s